NutriciónSalud

¿Qué propiedades tienen las semillas de girasol?

Semillas de girasol: efectos secundarios y advertencias

El consumo de girasol puede tener algunas desventajas, a pesar de sus múltiples beneficios:

Las semillas de girasol contienen muchas grasas insaturadas saludables, pero también contienen grasas saturadas, que aumentan el colesterol malo en el cuerpo si se consumen en exceso.

Las semillas de girasol tienen un alto contenido de sodio, especialmente las semillas de girasol tostadas y saladas, y un consumo excesivo puede aumentar el riesgo de presión arterial alta.

Las semillas de girasol aumentan el nivel de algunos minerales, como el fósforo y el selenio, lo que provoca síntomas de intoxicación por selenio, que incluyen debilitamiento del cabello y las uñas y erupciones en la piel.

Los síntomas de las alergias a las semillas de girasol incluyen eczema, picazón en la boca, trastornos infecciosos, vómitos y otros síntomas relacionados con la alergia.

¿Qué propiedades tienen las semillas de girasol?

Las semillas de girasol tienen las siguientes propiedades

Hay muchos beneficios para la salud asociados con las semillas de girasol, que incluyen:

Una fuente importante de antioxidantes: las semillas de girasol contienen antioxidantes como la vitamina E, que previene el daño de los radicales libres a las células, mantiene la salud ocular y reduce el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad. Además, las semillas de girasol contienen selenio, un antioxidante que protege a las células del daño cuando se combina con vitamina E. La ingesta de vitamina E se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Las semillas de girasol contienen altos niveles de grasa, especialmente grasas insaturadas saludables, lo que ayuda a aumentar el colesterol bueno (HDL) y reducir el colesterol malo (LDL). Se ha observado que este tipo de grasa reduce los niveles de presión arterial y regula los niveles de azúcar en la sangre, además de reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Las semillas de girasol contienen proteínas que ayudan a desarrollar y mantener los músculos y tejidos.

Las semillas de girasol ayudan a construir nuevas células y también producen ácido desoxirribonucleico (ADN) y ARN, ya que contienen folato, un nutriente esencial para la formación de glóbulos rojos y para las mujeres embarazadas. Ayuda al feto a desarrollarse normalmente en la mujer.

Las semillas de girasol son una fuente importante de vitaminas, incluida la vitamina B5, que facilita la cicatrización de heridas y ayuda en el metabolismo de las grasas, los carbohidratos y las proteínas para obtener energía. Al reducir los niveles de colesterol total, la vitamina B3 reduce el riesgo de enfermedades del corazón. Las semillas de girasol también contienen vitamina B6, que ayuda a liberar las hormonas norepinefrina y serotonina que transmiten el cerebro.

Las semillas de girasol son una buena fuente de fibra, que mantiene la salud y el movimiento intestinal, además de reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangre.

¿Qué propiedades tienen las semillas de girasol?

Las semillas de girasol tienen un alto valor nutricional

Alimento Valor nutricional
calorías 50 calorías
carbohidratos 2 gramos
Grasas 4 gramos
fibra 1 gramo
Proteína 2 gramos
vitamina e 3 miligramos
fósforo 96 miligramos
magnesio 11 miligramos
cobre 152 microgramos
potasio 41 miligramos
Selenio 7 microgramos

 

¿Pueden las semillas de girasol ayudarte a perder peso?

Para perder peso con éxito, debe cambiar sus hábitos alimenticios diarios, seguir una dieta sana y equilibrada y aumentar su actividad física. Un tipo de alimento no puede reducir el peso, pero se pueden introducir muchos alimentos para ayudar en el proceso de pérdida de peso, como las semillas de girasol, que contienen fibra que facilita las deposiciones y reduce el colesterol. Se controlan los niveles de azúcar en la sangre y se aumenta la saciedad.

Las personas que comen mayores cantidades de fibra tienen un mejor peso y un menor riesgo de obesidad, enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes, presión arterial alta y algunos tipos de cáncer, según un estudio de 2009 publicado en Nutrition Reviews.

Sin embargo, las semillas de girasol tienen un alto contenido de grasas y la mayoría de sus grasas son poliinsaturadas, que tienen beneficios para la salud porque reducen el colesterol malo y disminuyen la presión arterial. Consumirlas dentro del límite permisible y consumirlas en lugar de grasas saturadas y no saludables reducirá los niveles de azúcar en la sangre y reducirá los riesgos de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos, ya que las grasas generalmente son altas en calorías y no deben consumirse en grandes cantidades. Para evitar el aumento de peso en lugar de la pérdida de peso, es más de lo que el cuerpo necesita.

Semillas de girasol tostadas

Las semillas de girasol se pueden comer crudas, pero tostarlas realza su sabor al reducir la humedad en ellas, lo que aumenta su textura crujiente, y tostarlas cambia el color de las semillas. Las semillas difieren mucho. Las semillas tostadas pueden tener un poco más de grasa y calorías, ya que pueden perder algunas vitaminas y antioxidantes dependiendo de la temperatura y el tiempo de tostado. También es importante tener en cuenta que los granos tostados son más altos en sodio, y las personas con una dieta restringida en sodio deben tener cuidado al comerlos.

Aceite de girasoles

El prensado en frío es el proceso utilizado para extraer el aceite de girasol de las semillas de girasol. También se pueden utilizar otros métodos para extraerlo. Hay muchos beneficios para la salud asociados con la vitamina E. Sin embargo, las mujeres embarazadas, las mujeres lactantes, los diabéticos y las personas con alergias deben usar este aceite con moderación y no en exceso.

Las mujeres embarazadas pueden beneficiarse de las semillas de girasol

Para mantener una dieta sana y equilibrada, las mujeres embarazadas deben introducir alimentos ricos en nutrientes para proporcionar nutrientes esenciales y energía para el feto en crecimiento y desarrollo, así como para ayudar al cuerpo a hacer frente a posibles cambios. Las semillas de girasol contienen muchos nutrientes que deben agregarse a la dieta de las mujeres embarazadas, incluidas proteínas, grasas no saturadas, zinc y hierro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.