Médica

¿Qué es el cáncer de estómago? + Vídeo

El cáncer de estómago , también conocido como cáncer gástrico, es un tipo de cáncer que se origina en el revestimiento del estómago. Es un problema de salud importante en todo el mundo, con un estimado de 1 millón de casos nuevos y 783 000 muertes cada año. El cáncer de estómago a menudo se desarrolla lentamente durante muchos años y puede pasar desapercibido en sus primeras etapas, lo que dificulta su tratamiento eficaz.

 

Síntomas del cáncer de estómago :

 


Cuáles son los síntomas del cáncer de esófago y por qué no debemos ignorarlos :

Hay varios factores de riesgo asociados con el cáncer de estómago, incluidos los antecedentes familiares de la enfermedad, una dieta rica en alimentos salados, ahumados o en escabeche, y ciertas afecciones médicas, como la infección por Helicobacter pylori y la gastritis crónica. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de estómago son el tabaquismo, el consumo de alcohol y la obesidad.

Los síntomas del cáncer de estómago pueden ser inespecíficos y pueden incluir náuseas, pérdida de apetito, dolor abdominal y pérdida de peso involuntaria. A medida que avanza el cáncer, pueden presentarse síntomas más graves, como sangre en las heces, vómitos y dificultad para tragar.

La detección temprana es crucial para el éxito del tratamiento del cáncer de estómago. Las opciones de tratamiento pueden incluir cirugía, quimioterapia y radioterapia. Además, los cambios en el estilo de vida, como adoptar una dieta saludable y dejar de fumar, pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de estómago.

En este artículo, exploraremos las causas, los factores de riesgo, los síntomas y las opciones de tratamiento para el cáncer de estómago, así como las formas de reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

¿Qué es el cáncer de estómago? + Vídeo

I. Introducción

A. Definición de cáncer gástrico:

El cáncer gástrico, también conocido como cáncer de estómago, es un tumor maligno que surge de las células que recubren el estómago. Este tipo de cáncer puede ocurrir en cualquier parte del estómago y puede diseminarse a órganos cercanos o hacer metástasis a partes distantes del cuerpo a través del torrente sanguíneo o del sistema linfático. El cáncer gástrico se puede clasificar en varios tipos histológicos, siendo el adenocarcinoma el más común, que representa alrededor del 90% de todos los casos. Otros tipos incluyen linfoma, tumores del estroma gastrointestinal (GIST) y tumores neuroendocrinos.

B. Epidemiología y prevalencia mundial:

El cáncer gástrico es el quinto cáncer más común en todo el mundo y la tercera causa de muerte relacionada con el cáncer. La incidencia del cáncer gástrico varía significativamente según la región, y las tasas más altas se encuentran en el este de Asia, particularmente en países como Japón, China y Corea del Sur. Otras áreas con tasas de incidencia elevadas incluyen Europa del Este, América Central y del Sur y partes de África. La incidencia del cáncer gástrico ha disminuido en las últimas décadas, en parte debido a mejores condiciones de vida y mejor acceso a la atención médica. Sin embargo, todavía representa una carga importante para la salud, especialmente en los países en desarrollo.

C. Importancia de la detección y el tratamiento tempranos:

La detección temprana y el tratamiento oportuno del cáncer gástrico son cruciales para mejorar los resultados de los pacientes. Cuando se detecta en una etapa temprana, el cáncer gástrico tiene una mayor probabilidad de ser tratado con éxito y la tasa de supervivencia general puede mejorar significativamente. Desafortunadamente, el cáncer gástrico a menudo es asintomático o se presenta con síntomas inespecíficos en sus primeras etapas, lo que dificulta su diagnóstico. Como resultado, muchos pacientes son diagnosticados en etapas avanzadas cuando el cáncer se ha diseminado y las opciones de tratamiento se vuelven limitadas. El aumento de la conciencia sobre el cáncer gástrico, sus factores de riesgo y los síntomas puede ayudar a promover la detección temprana y la intervención oportuna y, en última instancia, mejorar el pronóstico de los pacientes afectados por esta enfermedad.

¿Qué es el cáncer de estómago? + Vídeo

II. Causas y factores de riesgo

A. Factores genéticos:

Existe evidencia de que los factores genéticos juegan un papel en el desarrollo del cáncer gástrico. Si bien la mayoría de los casos de cáncer gástrico son esporádicos, alrededor del 1 al 3 % de los casos son hereditarios y pueden atribuirse a mutaciones genéticas específicas. Algunos de los síndromes hereditarios conocidos asociados con un mayor riesgo de cáncer gástrico incluyen el cáncer gástrico difuso hereditario (HDGC), causado por mutaciones en el gen CDH1, y el síndrome de Lynch, también conocido como cáncer colorrectal hereditario sin poliposis (HNPCC). Además, existe evidencia de que ciertas variaciones genéticas comunes, conocidas como polimorfismos de un solo nucleótido (SNP), pueden estar asociadas con un mayor riesgo de cáncer gástrico.

B. Infección por Helicobacter pylori:

La infección por H. pylori es el factor de riesgo más importante para el cáncer gástrico. Esta bacteria coloniza el revestimiento del estómago y puede causar inflamación crónica, lo que lleva al desarrollo de gastritis atrófica, metaplasia intestinal y, finalmente, cáncer gástrico. La infección por H. pylori es responsable de aproximadamente el 75 % de todos los casos de cáncer gástrico en todo el mundo. Sin embargo, no todas las personas infectadas con H. pylori desarrollan cáncer gástrico, lo que sugiere que factores adicionales, como la genética del huésped y los factores ambientales, pueden influir en el desarrollo de la enfermedad.

C. Factores de dieta y estilo de vida:

Ciertos factores dietéticos y de estilo de vida se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer gástrico. Estos incluyen dietas altas en sal, carnes ahumadas o procesadas y bajas en frutas y verduras. El consumo de alimentos contaminados con nitritos y nitratos, que pueden convertirse en nitrosaminas cancerígenas en el estómago, también puede aumentar el riesgo. Otros factores del estilo de vida que pueden contribuir al cáncer gástrico incluyen el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la obesidad.

D. Factores ambientales:

Los factores ambientales, como la exposición a ciertos químicos o sustancias, se han implicado en el desarrollo del cáncer gástrico. Por ejemplo, la exposición al asbesto, la radiación ionizante y ciertos riesgos laborales, como trabajar en la industria del caucho, se han asociado con un mayor riesgo de cáncer gástrico. Sin embargo, estos factores contribuyen a una pequeña proporción de casos de cáncer gástrico en comparación con otros factores de riesgo, como la infección por H. pylori y la predisposición genética.

E. Edad y sexo:

El riesgo de desarrollar cáncer gástrico aumenta con la edad, y la mayoría de los casos ocurren en personas mayores de 50 años. El cáncer gástrico también es más común en hombres que en mujeres, con una proporción de hombre a mujer de aproximadamente 2:1.

F. Gastritis crónica y otras condiciones médicas:

La inflamación crónica del revestimiento del estómago, conocida como gastritis, puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer gástrico. Además de la infección por H. pylori, otras causas de gastritis incluyen la gastritis autoinmune y el uso a largo plazo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Los pacientes con anemia perniciosa , una condición que resulta en una deficiencia de vitamina B12 debido a la incapacidad de absorber la vitamina, también tienen un mayor riesgo de cáncer gástrico. Otras condiciones médicas que se han asociado con un mayor riesgo de cáncer gástrico incluyen pólipos gástricos y antecedentes de gastrectomía parcial.

¿Qué es el cáncer de estómago? + Vídeo

tercero Síntomas y Diagnóstico

A. Síntomas comunes:

En las primeras etapas, el cáncer gástrico a menudo no causa ningún síntoma o puede presentarse con síntomas inespecíficos que pueden confundirse con otras afecciones gastrointestinales. A medida que el cáncer avanza, los pacientes pueden experimentar una variedad de síntomas, que incluyen:

1. Dolor o malestar abdominal, generalmente en la parte superior del abdomen
2. Indigestión o acidez estomacal
3. Pérdida de apetito
4. Pérdida de peso involuntaria
5. Náuseas y vómitos, a veces con sangre
6. Dificultad para tragar o sensación de que la comida se atasca
7. Sensación lleno rápidamente después de comer, incluso pequeñas cantidades de comida
8. Fatiga o debilidad
9. Anemia (recuento bajo de glóbulos rojos), a menudo debido al sangrado del tumor
10. Hinchazón o acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)

Es fundamental consultar a un profesional de la salud si alguno de estos síntomas persiste, ya que el diagnóstico y tratamiento tempranos pueden mejorar significativamente el pronóstico del cáncer gástrico.

B. Herramientas y técnicas de diagnóstico:

1. Endoscopia:
La endoscopia es una herramienta de diagnóstico clave para el cáncer gástrico. Un tubo flexible con una luz y una cámara en la punta, llamado endoscopio, se inserta a través de la boca y baja por el esófago para examinar el revestimiento del estómago. El procedimiento le permite al médico visualizar cualquier anomalía y obtener muestras de tejido para su posterior análisis.

2. Biopsia:
una biopsia consiste en tomar una pequeña muestra de tejido del área sospechosa en el estómago para examinarla con un microscopio. Esto generalmente se hace durante el procedimiento de endoscopia. Un patólogo analiza la muestra de tejido para determinar si hay células cancerosas presentes y, de ser así, el tipo de cáncer y su grado.

3. Técnicas de imagen (TC, MRI, PET):
las técnicas de imagen como la tomografía computarizada (TC), la resonancia magnética (MRI) y la tomografía por emisión de positrones (PET) pueden proporcionar imágenes detalladas del estómago y las estructuras circundantes. . Estas modalidades de imágenes ayudan a determinar la extensión del cáncer, su diseminación a órganos o ganglios linfáticos cercanos y la presencia de metástasis en partes distantes del cuerpo.

4. Exámenes de sangre:
Los análisis de sangre pueden brindar información sobre la salud general del paciente y pueden detectar la presencia de ciertas sustancias, conocidas como marcadores tumorales, que pueden estar asociadas con el cáncer gástrico. El marcador tumoral más común para el cáncer gástrico es el antígeno carcinoembrionario (CEA), aunque no es específico del cáncer gástrico y también puede estar elevado en otras afecciones.

C. Estadificación del cáncer gástrico:

Una vez que se ha diagnosticado el cáncer gástrico, es fundamental determinar el estadio de la enfermedad, que indica qué tan avanzado está el cáncer y si se ha diseminado a otras partes del cuerpo. La estadificación se basa en el tamaño del tumor (T), la afectación de los ganglios linfáticos cercanos (N) y la presencia de metástasis a distancia (M). La estadificación juega un papel fundamental para determinar el plan de tratamiento más adecuado y predecir el pronóstico del paciente. El sistema de estadificación comúnmente utilizado para el cáncer gástrico es el sistema TNM desarrollado por el American Joint Committee on Cancer (AJCC).

 

Deja una respuesta